Por fin se fue Morales

Andrea Morales, la diputada más joven de la Asamblea Legislativa, se marchó del Partido Acción Ciudadana después de haber hecho todo el daño que podía.

andrea_morales_oscar_nuñezEl pasado 13 de junio la diputada anunció en conferencia de prensa que abandonaba las filas del PAC por diferencias irreconciliables con la agrupación.

Se trata de una renuncia que se veía venir desde hace mucho tiempo, pues la diputada ha enfrentado múltiples cuestionamientos de parte de sus compañeros.

Después de aprobado el TLC mediante el fraudulento proceso de referendo que culminó el 07 de octubre del 2007, los Partidos que componen la alianza oficialista, los medios de comunicación serviles al régimen y las cámaras empresariales, iniciaron una campaña de desprestigio contra el PAC en procura de que sus diputados permitieran la aprobación de la agenda de implementación.

En ese momento la diputada Morales abandonó los lineamientos del Partido y en más de una ocasión, cuando faltaba un diputado del bloque de 38, se prestó para hacer quórum en el plenario legislativo, con lo que facilitó una aprobación rápida de dicha agenda.

Como uno de los principales ataques lanzados por el oficialismo, se alegaba que el PAC estaba irrespetando la voluntad popular manifestada en las urnas, pues consideraban que al oponerse a la agenda de implementación sus diputados estarían impidiendo la entrada en vigencia del TLC.

Andrea Morales, además de completar el quórum, hizo eco de los ataques del oficialismo manifestando ante distintos medios que, para respetar la voluntar popular, había que aprobar los proyectos de implementación lo antes posible, dándole la razón al Gobierno cuando decía que el PAC era una agrupación obstruccionista que prácticamente tenía secuestrada la Asamblea Legislativa.

De igual forma, cuando el PAC combatió la agenda de implementación mediante la presentación de numerosas mociones, la diputada también consideró importante contarle a los medios que ella no compartía esa política tradicionalista.

Paralelamente, en distintos medios empezaba a circular el rumor de que la diputada Morales se había vendido al Gobierno. Por un lado, apoyaba al oficialismo en la Asamblea Legislativa, y por otro lado se iba de fiesta con miembros del Partido Liberación Nacional, además de que se rumoraba que tenía un romance con un conocido liberacionista.

Según manifestó el jefe de fracción del PAC, en los últimos meses la diputada Morales se ha mantenido más cerca del oficialismo que de su propio Partido. Al parecer, la gota que derramó la paciencia del PAC fue que la diputada, en condición de presidenta de la comisión legislativa de asuntos jurídicos, apresuró el trámite de uno de los proyectos de la agenda de implementación del TLC.

La situación causó revuelo en las tiendas del PAC, desde donde se lanzaron serios cuestionamientos contra la diputada que, presionada por las circunstancias, convocó a conferencia de prensa para anunciar su renuncia al Partido. Por supuesto que, en dicha rueda de prensa, la diputada Morales aprovechó para asestarle las últimas puñaladas al PAC, manifestando en pocas palabras que dicha agrupación se había convertido en una secta. También, dándole un alto grado de dramatismo a la conferencia, puso una grabación en la que Ottón Solís, líder del PAC, decía que su Partido no recurriría a prácticas como el rompimiento del quórum o la presentación de mociones para obstruir los proyectos de ley, prueba con la que Morales intentaba demostrar que, dentro del PAC, ella es la única persona que en verdad está respetando la ideología del Partido.

A pesar de que la diputada parece aceptar que, de no ser por el PAC, ella no sería nadie en la política nacional, no está dispuesta a renunciar también a su curul para que otro partidario del PAC ocupe el cargo. Manifiesta que seguirá desempeñándose como una diputada independiente.

En el año 2005, como aspirante a una diputación con el PAC, Andrea Morales firmó un compromiso ético según el cual, si los diputados renunciaban a su agrupación, debían renunciar también a su curul. Asimismo, cuando se empezaron a dar fricciones entre la diputada y su agrupación, Morales manifestó en el programa de radio “Rompiendo el silencio” de Marvin Sandí, que si abandonaba a su agrupación respetaría ese compromiso moral, sin embargo tal parece que cambió de opinión.

Después de Evita Arguedas (PML) y José Manuel Echandi (PUN), Morales sería la tercera diputada que renuncia a su Partido por presuntos acercamientos con el Gobierno.

El 13 de junio del 2008, día en que le diputada daría la conferencia de prensa, el periódico Diario Extra reveló una fotografía bastante explícita en la que aparecen Andrea Morales y Oscar Núñez, jefe de fracción del PLN, sonriendo cachetito con cachetito como colegiales enamorados.

La principal campaña publicitaria utilizada por los promotores del SÍ al TLC durante la campaña de referendo consistía en una secuencia de anuncios que narraban la historia de un corazón del NO que se enamoraba de un corazón del SÍ.

Se ignora si el parecido de esa historia con la realidad es pura coincidencia.

Fuente imagen: Diario Extra.
2 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 2.00 (1 Voto)