Sobre sentencia de Crucitas

Tremendo chaparrón de agua fría se llevó la empresa minera Industrias Infinito con la sentencia judicial en la que se anuló la concesión minera otorgada a su favor para extraer oro en la zona de Crucitas.

crucitas

Lo mismo puede decirse en cuanto al ex presidente Oscar Arias Sánchez pues, además de cancelar la concesión, el Juzgado Contencioso Administrativo anuló el decreto de conveniencia nacional firmado por Arias en beneficio de la empresa dicha, y le recomendó al Ministerio Público valorar la posibilidad de abrirle una causa penal al ex presidente, principalmente por la falta de estudios técnicos que fundamentaran el decreto.

Gracias al decreto referido la empresa pudo iniciar labores de deforestación en la zona, talando entre otras una especie de árbol que se encontraba protegida como es el almendro amarillo, crucial para la conservación de la lapa verde.

En su defensa, el ex presidente Arias y su hermano Rodrigo han declarado que la Sala Constitucional ya se había pronunciado sobre el tema, de forma que habría un conflicto entre las sentencias. Sin embargo, como buen abogado que es don Rodrigo debería saber que una cosa es la constitucionalidad y otra la legalidad. El que la Sala no haya encontrado vicios de constitucionalidad no quiere decir que los permisos se hayan obtenido de forma legal.

Aunque la sentencia no se encuentra firme y posiblemente será impugnada por Industrias Infinito, las irregularidades cometidas en la concesión  del permiso son tan evidentes que pareciera improbable que lo resuelto variara en cuanto al fondo. De todas formas desde ya podemos celebrar que existen jueces independientes que no se dejan comprar ni intimidar, y a quienes no se puede manipular con burdas campañas publicitarias.

Si es reprochable el despilfarro de millones en publicidad basura, lo es más el tono ofensivo alcanzado por su campaña en los últimos meses. Desesperados quizá el curso que estaba tomando el proceso judicial los publicistas de la empresa extranjera invocaron en sus anuncios al fantasma del NO para sembrar el odio y dividir a un pueblo que en su inmensa mayoría se oponía al proyecto minero. Precisamente el tono politiquero y trasgresor de sus anuncios les valió una denuncia ante el Tribunal Supremo de Elecciones que todavía está es estudio. Ojalá que los magistrados tomen cartas en el asunto y exijan respeto en nombre de los costarricenses porque hasta el momento ninguna instancia gubernamemental se ha pronunciado al respecto.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votos)