Aprueban leyes para salir del paso

Hasta que el Tratado sobre el Derecho de Marcas, uno de los proyectos que forma parte de la mal llamada agenda de implementación, se estaba conociendo en el Plenario Legislativo, nuestros insignes diputados se dieron cuenta de que le faltaba una página.

tlc_basura
El proyecto pasó por una Comisión Legislativa que, dicho sea de paso, era presidida por la liberacionista Janina Del Vecchio Ugalde, después de más de un año de estar sobre el tapete fue aprobado por los diputados de la mayoría mecánica y se mandó a publicar en La Gaceta.

Ya se estaba conociendo en el Plenario. Los oficialistas, como ha ocurrido con todos los proyectos de esa oscura agenda, nada más estaban esperando el momento de la votación para ponerse de pie y volverse a sentar.

El diputado José Merino del Río, del Partido Frente Amplio, por una cuestión de buena fe, según dijo, advirtió de la omisión al Plenario. Al proyecto le faltaba una página, le había faltado todo el tiempo, y era una página con información importantísima, más de 13 incisos del artículo donde se contemplaban los requisitos para inscribir una marca.

El presidente del Directorio, Francisco Antonio Pacheco, no supo ni que hacer. Y no era para menos: una omisión así significaba que nuestros diputados ni siquiera leen las leyes que aprueban.

Quedó tan fuera de base, y tanta prisa hay por aprobar los proyectos, que en algún momento pretendió continuar con la discusión mientras se aclaraban los nublados del día, pero ante la insistencia de la oposición entró en razón y suspendió la sesión para averiguar como se arreglaba semejante torta.

Según parece, en virtud de la importancia del error el proyecto debe devolverse a la comisión respectiva y empezar de nuevo todo el trámite.

Aun así, minimizando el hecho, el Gobierno y los diputados oficialistas manifestaron que cuentan con tiempo suficiente para empezar de nuevo, y de paso le echaron el muerto al anterior canciller de la República, pues supuestamente fue durante su gestión que el proyecto se envió incompleto a la Asamblea Legislativa.

Debe recordarse que el Gobierno se ha impuesto a sí mismo la obligación de aprobar todos los proyectos de la agenda de implementación antes del 29 de febrero del 2008. Aunque en un inicio se hablaba de 13 proyectos, entre ellos los de privatización del ICE y el INS, ahora resulta que son 14, y no sería raro que en los próximos días salgan más de esos benditos “proyectos de implementación” que nuestros gobernantes, para aprobarlos a golpe de tambor, califican de obligatorios.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votos)