A todo le dicen $I

traicion_mt_11Se enojan, se escandalizan, se rasgan las vestiduras cuando se les llama vendepatrias, traidores o vendidos, pero ¿de qué otra forma se les podría llamar a esos diputados que están negociando con el futuro de todos los costarricenses?

Cínicos. Porque ellos mismos, y los máximos exponentes del SÍ, en foros, debates y en la prensa, se burlaban de los dirigentes del NO cuando estos decían que la aprobación del TLC repercutiría negativamente en la educación, pues las leyes de propiedad intelectual se volverían más estrictas, al punto que podría sancionarse a los estudiantes que sacaran fotocopias de libros protegidos por el derecho de autor. Decían que los del NO estábamos exagerando, que le estábamos metiendo miedo a la gente a punta de mentiras.

¿Adónde están esos cínicos ahora? ¿Adónde están los genios del SÍ ahora que están por cumplirse las “mentiras” anunciadas por el NO?

De 4 a 6 años de cárcel, y de 10 a 500 salarios base, a “quien fije y reproduzca obras literarias o artísticas, fonogramas o videogramas protegidos, sin autorización del autor, el titular o el representante del derecho”. Así se establece en el nuevo texto del proyecto 16.117 promovido por el cabecilla del Comex, Marco Vinicio Ruiz.

Ni se podría sacar fotocopias ni se podría quemar música. No importa la cantidad ni la forma en que se emplee la reproducción.

Al establecer una sanción mayor a los 3 años, los condenados no podrían disfrutar de beneficios tales como la ejecución condicional de la pena, la única alternativa sería la cárcel.

Nuestra ley actual dispone que “no correrá sanción alguna cuando los actos hayan sido cometidos sin fines de lucro o no lleguen a lesionar ni afectar, por su carácter de insignificancia, los intereses de los autores, los titulares de los derechos o sus representantes autorizados.”

Sin embargo, los cínicos de la Asamblea Legislativa eliminaron esa excepción del nuevo proyecto, y este más bien dispone que se sancionará “la infracción dolosa que no tenga una motivación directa o indirecta de ganancia económica, siempre que cause un daño económico mayor a una infracción de poco valor.”

Al no especificarse en la ley qué se entiende por una “infracción de poco valor”, cada caso deberá analizarse de acuerdo a sus particularidades, análisis que correspondería hacerlo en un juicio, de forma que nadie se salvaría de ser enjuiciado por una transnacional, y deberá atenerse a lo que pueda llegar a considerarse como “de poco valor”.

Pero no se trata solo de la propiedad intelectual, las mentiras siguen.

Después de realizado el referendo, diputados del bloque de la vergüenza presentaron una moción para privatizar también la telefonía fija. Una y otra vez dijeron que no lo harían, pero ahora resulta que la telefonía fija también debe modernizarse, y la única forma que se les ocurre para ello es privatizándola. Tal parece que el Estado es incapaz de encargarse de los buenos negocios.

Además, siempre dentro del campo de las telecomunicaciones, decían que no debíamos preocuparnos por los principios de solidaridad y universalidad que han caracterizado a los servicios prestados por el ICE, pues los operadores destinarían un porcentaje de sus ganancias a un fondo común para cubrir los respectivos rubros; en un principio hablaban de un 6%, y hasta se llegó a hablar de un 8%. Ahora, después de habernos conducido a las urnas para votar SÍ a la privatización, se les ocurre bajarlo a un 2%.

Estas y otras barbaridades las están aprobando a golpe de tambor en la Asamblea. Con el cuento de que el pueblo costarricense, al decirle SÍ al TLC, le habría dicho SÍ a los proyectos de la agenda de implementación, se están dando los mil gustos aprobando lo que les da la gana.

Pero ni siquiera es lo que les da la gana a ellos sino que están siguiendo el mandato de las empresas transnacionales, de un puñado de compañías que lucran con la mercantilización de la vida y del conocimiento. Esa es la única conclusión a que puede llegarse si se considera que los vendepatrias están ofreciendo todavía más que aquello a que nos encontraríamos “obligados” de acuerdo al TLC, y que las únicas beneficiadas con esas modificaciones serían las transnacionales.

Aquí y en China eso es traición.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votos)